La punción seca es una técnica semi-invasiva que utiliza agujas estériles de acupuntura para el tratamiento del síndrome de dolor miofascial, síndrome producido por la activación de los puntos gatillo: zonas débiles del músculo y muy sensibles a la palpación, que por lo general se forman en los músculos que mantienen nuestra postura. Es semi-invasiva, ya que las agujas penetran la piel, presionando y contrayendo el punto gatillo para desactivarlo y así disminuir el dolor que éstos producen.

Algunos ejemplos de lesiones que se beneficien de este tratamiento son epicondilalgias (codo de tenista, en caso de que en la exploración se aprecien puntos gatillo problemáticos), problemas musculares (algunos dolores de espalda o de cuello), problemas tendinosos… En general problemas musculoesqueléticos que cursen con molestias o limitaciones a nivel muscular, en los que la exploración revele que hay puntos gatillo dando problemas.

La punción seca cuenta con muchos admiradores, aunque también tiene sus detractores. Lo que es interesante es que tiene diversos estudios que avalan su eficacia, por lo que en Bodyconfort es un tratamiento en muchos casos de primera elección, por sus buenos resultados.

Tiene sus indicaciones y contraindicaciones, que habrá que valorar en cada caso. Hay que señalar que, como técnica que es, no tiene sentido realizarla de forma aislada, sino que se integra dentro del tratamiento fisioterapéutico, junto con otras técnicas, y también es necesario una actuación centrada en la educación al paciente, cambio de hábitos que provoquen o mantengan la activación de puntos gatillo, etc.

 

En Bodyconfort hemos recibido formación oficial y estamos acreditados por el colegio de fisioterapeutas de Cataluña en el registro de punción seca.

Búsqueda

Facebook

Comentarios recientes

    Archivos

    Categorías

    • No hay categorías