Se conoce como ‘vendaje funcional‘ o ‘tape’ un tipo de técnica de inmovilización parcial que se emplea en lesiones tendinosas, musculares y de ligamentos principalmente. Se dice  ‘inmovilización parcial’  porque el vendaje limita la movilidad en el sentido del movimiento en que aparece dolor o podría agravarse la lesión, mientras que permite el resto de movimientos de la articulación o complejo articular. Tiene la ventaja de que evita los inconvenientes de una inmovilización completa (como pueden ser pérdida de masa muscular, riesgo de pérdida de densidad ósea -osteoporosis- en la región inmovilizada, problemas circulatorios, tromboembolismo y otros efectos indeseados). Además, permite el apoyo y la movilidad, asegurando la máxima estabilidad con una movilidad relativa.

Por ejemplo, ante un esguince de tobillo reciente, en Bodyconfort usamos este vendaje de modo terapéutico a priori junto con una pauta para realizar en casa y, a posteriori, tratamos hasta recuperar el ligamento. Una vez se vuelve a la práctica deportiva, se puede usar el vendaje a modo de prevención, pero de manera muy puntual ya que lo más importante será el refuerzo muscular y la propiocepción.

Búsqueda

Facebook

Comentarios recientes

    Archivos

    Categorías

    • No hay categorías